Cuál es la diferencia entre una avispa y una abeja

Las abejas y las avispas son dos de los insectos más comunes del mundo. A pesar de sus similitudes, existen algunas diferencias entre ellas que pueden identificarse fácilmente. Saber distinguir entre ambos puede ayudarte a determinar cómo protegerte a ti y a tu familia en caso de que estén cerca de tu casa. Aquí te explicaremos en detalle las diferencias entre avispas y abejas.

Taxonomía

Taxonómicamente, las abejas y las avispas son organismos muy diferentes. Ambos pertenecen al orden de los himenópteros, pero las familias son diferentes. Mientras que las abejas pertenecen a la superfamilia Apoidea, las avispas son de la familia Vespidae.

Color

Una de las diferencias más fácilmente identificables entre las avispas y las abejas es el color. Mientras que las avispas suelen ser negras o de color marrón oscuro y amarillo, las abejas son de color marrón más o menos oscuro y dorado.

Tamaño

Las abejas suelen medir entre 15 mm y 20 mm en el caso de las reinas, mientras que los abejorros miden aproximadamente 20 mm, y el tamaño de las avispas puede variar entre 10 mm y 35 mm según la especie.

El aguijón y el veneno

Se sabe que cuando las abejas pican mueren, pero ¿por qué? Esta peculiaridad se debe al diseño de su aguijón. Los aguijones de las abejas tienen púas en el extremo, que se clavan en la piel y no se pueden retirar. Cuando una abeja pica a una persona o animal, el aguijón permanece en la piel, dañando los órganos internos de la abeja y causándole la muerte. En cambio, las avispas tienen un aguijón liso que puede retirarse fácilmente de la piel y volver a utilizarse.

Te puede interesar:  Diferencia entre cebada y avena

Comportamiento

A diferencia de las abejas, las avispas son depredadoras y se alimentan de otros insectos para sobrevivir. Por lo tanto, las avispas suelen ser más agresivas que las abejas, ya que son depredadoras y deben alimentarse de otros insectos para sobrevivir. Por otra parte, las abejas son animales sociales y la colonia trabaja unida para fabricar miel y reproducirse.

Hábitat

Otra diferencia entre las avispas y las abejas está en su hábitat. A las avispas les encanta construir sus nidos al aire libre, en zonas con ambientes abiertos y abundante luz solar. Prefieren estar cerca de fuentes de agua y prefieren los entornos oscuros, ya que les atrae la luz. Por el contrario, las abejas prefieren vivir en entornos oscuros y cerrados, con abundante polen y fuentes de agua.

En resumen

Las abejas y las avispas pueden parecerse mucho, pero existen algunas diferencias importantes entre ambas. Conocer la diferencia entre ambas puede ayudarte a identificarlas y a protegerte de ellas si están cerca de tu casa. Desde su taxonomía, color, tamaño, mecanismo de picadura y comportamiento hasta sus hábitats, las abejas y las avispas tienen características distintivas que las diferencian entre sí.